Los católicos en todo el mundo iniciaron el tiempo de la Cuaresma con el Miércoles de Cenizas, que según la tradición recuerda a los cristianos que “del polvo venimos y en polvo nos convertiremos”.

El párroco de la iglesia San Francisco de Asís, padre Alfonso Paisano, agregó que la imposición de las cenizas, es como una renovación de la fe. Aseguró que nos recuerda la fragilidad de los seres humanos.

El presbítero comentó que el miércoles habrá misa e imposición de cenizas, a las seis, ocho y diez de la mañana, y a las cuatro y cinco y media de la tarde.

El párroco de la iglesia Medalla Milagrosa, padre Jimmy Ortega, de igual manera invitó a los cristianos a participar en las funciones religiosas del Miércoles de Cenizas.

Ortega comentó que las misas se realizarán a las cinco, ocho y diez de la mañana, y a las cuatro y seis de la tarde.

El Miércoles de Ceniza es el primer día de la Cuaresma en los calendarios litúrgicos católicos, protestantes, y anglicanos. Se celebra 40 días antes del inicio de Semana Santa, es decir, del Domingo de Ramos.

Las cenizas impuestas son elaboradas o extraída de las palmas o Ramos Benditos de la Semana Santa anterior, es decir, los del Domingo de Ramos, estos se incineran y de ahí sale la Santa Ceniza.

Muchos se preguntarán ¿Por qué miércoles?. Cuenta la historia que en el siglo IV, se fijó la duración de la Cuaresma en 40 días, ésta comenzaba 6 semanas antes de la Pascua, en domingo, el llamado domingo de "cuadragésima". Pero en los siglos VI-VII cobró gran importancia el ayuno como práctica cuaresmal. Y aquí surgió un inconveniente: desde los orígenes nunca se ayunó en día domingo por ser "día de fiesta", la celebración del día del Señor. Entonces, se movió el comienzo de la Cuaresma al miércoles previo al primer sábado del mes.