En Camoapa, actualmente no hay una casa de la cultura, hace años sí hubo y con entusiasmo la niñez y juventud de la ciudad podía contar con un espacio de esparcimiento cultural para aprender danza y otras expresiones de arte.  

Hoy es el Día Internacional de la Danza se celebra cada 29 de abril desde que fue establecido en 1982 por el Comité Internacional de la Danza del Instituto Internacional del Teatro (ITI)

Iraida Ibarra, maestra de danza de Camoapa de varias generaciones, reflexiona sobre la efeméride. Ella a sus 18 años comenzó a apoyar la cultura por la ausencia de interés que había en el arte.  

 Yo me sentía triste en los momentos que estaba en clase y decía no hay quien nos enseñe  a promover la cultura, no hay quien nos enseñe a dar la danza... El entusiasmo me vino viendo a muchas niñas y jóvenes que decían “ yo no puedo bailar, yo no puedo hacer esto está bien bonito. Entonces a mí me llamo la atención y comencé a enseñarle a mis mismos compañeros de clase... El director Armando Montoya, buscaba a jóvenes que apoyaran la cultura y dije este es el momento de poder apoyar a los jóvenes de mi pueblo, le dije- aquí estoy en que soy buena, yo doy danza; él me dijo- ¡oye que bueno pasa adelante comencemos a trabajar!”. 

Ibarra, comenta que fueron dos años los que de manera voluntaria apoyó sin recibir ningún pago más que la satisfacción de ver a la niñez y juventud aprendiendo a bailar. 

El primer lugar donde estuvo la casa de la cultura en Camoapa fue en el Club Social, ahí se impartió clases de danza, teatro, música, títeres, todo “eso era muy maravillosos en aquel entonces”, gracias a dos alcaldes que siempre estaban ahí para apoyar, dice la maestra Iraida.  

Rosaura Ocón, era la alcaldesa cuando inició la casa de la cultura en Camoapa, ella nos apoyaba con mucho amor , con cariño, porque a ella le gustaba la cultura, incluso participaba, llegaba a ensayar también...Después con el cambio en la alcaldía a manos de Jorge Duarte,  se continuó el apoyo , capacitando, participando y  llevando a efectos muchas actividades, salíamos a las comarcas, a hacer presentaciones de teatro de danza y títeres, incluso fuimos a los municipios.”  

Con el tiempo, la casa de la cultura fue entregada a sus dueños y la juventud que aprendía danza y arte se quedó sin un centro cultural. El alcalde Jorge Duarte trasladó las clases a la alcaldía. Luego con un nuevo alcalde las clases no pudieron continuar ya que alegaba “que no le gustaba esa bulla” reciente Ibarra.  

La juventud perdió de nuevo un espacio donde aprender, sin embargo, la maestra no desistió tan fácil.   

Estuve tratando en las escuela de darle danza a los jóvenes. Al poco tiempo me trasladaron al centro de desarrollo infantil del CDI donde era un local muy grande y bonito  empecé a llamar a jóvenes para que llegaran donde les continúe dando clases de danza. Era muy bonito llegaban muchos jóvenes de las escuelas y de esa manera apoyábamos. hoy nos sentimos tristes no tenemos un local no tenemos un espacio donde decir aquí estamos jóvenes.” El CDI, fue entregado al Ministerio de Educación en el año 2018.  

La maestra Iraida, ahora apoya cuidando a niños y niñas de mujeres que aprenden repostería en la Casa de La Mujer Nuestra Señora de Monserrat, a quienes con amor les enseña a bailar. 

En Camoapa hace falta una casa de la cultura, donde la atención sea gratuita”, destaca Ibarra, para ello se debe gestionar el proyecto y así rescatar el arte. “Si se pudiera sería un orgullo levantar de nuevo lo que es la cultura en Camoapa,” finaliza diciendo la maestra.