Los obstaculos no miran color, ni religion y mucho menos el estatus social de las personas. Si se te presenta uno te detienes o lo saltas?. Gretchen Martinez Suares, camoapense de raiz los salto. Ella es madre dos, una joven que ahora ya tiene su propia familia y un adolescente que es su compañía. Su primera hija la tuvo a los diesciete años, por ello pospuso sus estudios, pero al año siguiente los retomo, a pesar de los obstaculos.

Logro obtener una beca para estudiar en la Universidad Centroamericana en Managua donde corono su carrera de derecho. Martinez dejo a su hija en manos de sus padres, y expresa que aun no recupera su amor. Dijo que la vida ha sido dificil, pero que ha logrado sortear las dificultades.

Martinez, ha trabajado de forma independiente, pero en ocasiones laboro para algunas organizaciones. Su segundo hijo llego a su vida a los treinta años, mientras se encontraba en Estados Unidos, donde laboro por diez años, en el sector domestico. Regreso a Nicaragua en el 2008, y poco a poco se reintegro en la vida cotidiana de un municipio poco desarrollado en comparacion a Norteamerica.

Su hijo es su compañía, y es una adolescente que necesita atencion. Ella intenta mantener una buena relacion con él y aprende a distribuir su trabajo y tiempo en familia.