Entrega de Emelina Jirón, miembro de la red de comunicadores RCE.- El agua sucia que corre por las calles del barrio Nuevo Amanecer preocupa a los habitantes del lugar, pues la contaminación de las mismas provoca enfermedades.

“Con la llegada del invierno la preocupación se acrecienta”, asegura la señora María Méndez.La afectada expresó que el agua sucia entra a su casa y eso podría afectar la salud de sus hijos. Indicó que trata de evitar la entrada del agua a su vivienda, pero sus vecinos aterran la cuneta.

Martín Cruz, hizo un llamado a las autoridades, en especial al encargado del área de servicios municipales, para que amplíen las cunetas y reparen las calles, porque ni los taxis quieren entrar al barrio por el problema.

Ramón Antonio Amador, dijo que la falta de sensibilización es evidente, porque las personas depositan basura en las calles y eso provoca que las cunetas se estaquen y el agua no corra.