Este año el Hogar Luceros del Amanecer estima garantizar material escolar a más de noventa niños y niñas, para el curso lectivo 2022. Los beneficiarios son los estudiantes que atiende de manera directa ese organismo y que además apoyan con el plan nutricional.

El responsable del proyecto, Sebastián Laguna, comentó que cada año se proporciona a la niñez, zapatos, mochilas y útiles escolares para que asistan a clases. Indicó que también apoyan con cierto material a las escuelas de Laguna Negra y Mombacho.

Laguna agregó que este año continuarán con el plan nutricional para los estudiantes, el programa de las embarazadas, asistencia familiar y fortalecerán la parte ecológica en la finca propiedad del hogar. Este año la idea es concretizar la sostenibilidad del proyecto.

Para la trabajadora social del Hogar Luceros del Amanecer, Aleyda Ríos, es importante fortalecer las áreas que atiende ese proyecto, principalmente en el acompañamiento psicológico a los niños, niñas, madres y padres de familia.

Comunidad estudiantil de la Escuela Francisco Picado en comarca Mombacho de Camoapa

La funcionaria señaló que recibirán a los estudiantes el próximo veinticuatro de enero, como lo ha establecido el Ministerio de Educación para el inicio del año escolar 2022.

En busca de donantes para su sostenibilidad

Una de las prioridades para el Hogar Luceros del Amanecer este año será la búsqueda de donantes principalmente del extrajeron con el objetivo de buscar la sostenibilidad del proyecto y ampliar sus programas. En la actualidad el hogar trabaja con veintiún organismos no gubernamentales principalmente de España y Canadá.

Laguna, explica que la primera acción será crear una comisión interinstitucional para la búsqueda de las organizaciones. Estima que esa estructura les permita identificar unas trescientas organizaciones que apoyan el tema social. “El año pasado mantuvieron el apoyo las organizaciones a pesar que la constante en Nicaragua en los tres últimos años es el retiro de las instituciones internacional que mantienen programas sociales en el país”, indicó.

En Nicaragua desde el 2018 suman 55 las ONG clausuradas por el gobierno. En diciembre de 2018 se suspendieron los permisos a 10 organizaciones de derechos humanos, desarrollo local y promoción de la democracia. Otras 24 fueron cerradas el 29 de julio del 2021, bajo argumentos legales.

El 16 de agosto del 2021, el Ministerio de Gobernación, Mingob le retiró los permisos de operación a seis ONG europeas y estadounidenses.

En un comunicado emitido en el 2021, el Colectivo de Mujeres de Matagalpa (provincia en la zona norte del país) señaló que el cierre de esa ONG ponía fin a 31 años de trabajo en la atención integral a miles de mujeres y niños, bibliotecas y casas comunitarias, cosecha de agua y construcción de viviendas y molinos, entre otros proyectos.