Entrega de Helen Hernández, miembro de la red de comunicadores RCE.- Según los resultados del estudio “Respeto a los Derechos Humanos de las personas de la Diversidad Sexual por parte de la Policía Nacional”, falta mayor sensibilización del tema dentro de las filas policiales. El estudio fue realizado por la Procuraduría para la Defensa de los Derechos Humanos (PDDH) de Boaco y Chontales.

La investigación se ejecutó en los meses de enero y marzo del año 2012 y se realizó en 13 departamentos del país: León, Chinandega, Granada, Rivas, Masaya, Managua, Boaco, Chontales, Matagalpa, Jinotega, Bilwi, Bluefields y Siuna.

En la investigación se encontró algunos hallazgos entre ellos: Las personas de la diversidad sexual que han solicitado atención en las delegaciones policiales, han recibido burlas, maltrato, discriminación, violencia, abuso físico, verbal, psicológico, y hasta sexual.

Las organizaciones y personas de la diversidad sexual coinciden en manifestar que, ellas (os) no ponen denuncia contra los abusos y discriminación ante la Policía Nacional, por miedo, mala atención, retardación del proceso, no acceso a la justicia, discriminación e indiferencia.

La percepción que tienen los policías es completamente estereotipada, estigmatizada y con sesgos de género, es lo que los hace actuar con homofobia, lesbofobia y transfobia, por eso las (os) irrespetan y discriminan, vulnerando así sus derechos humanos como el de libre expresión, movilización y manifestación.

La forma de actuar descrita, es confirmada por casi un tercio de estos (as) policías (25%,) de que las personas gay, lesbianas y trans no gozan de los mismos derechos que el resto de las personas porque son discriminados, y sufren de la ignorancia de las demás personas.

El representante de la procuraduría a nivel regional, Maryan Collado, dijo que el 64% del personal entrevistado afirmó que los gay, lesbianas y trans se comportan de manera diferente al momento de la detención diversas razones como: el disfrazarse de mujer, porque son reprimidos, por falta de modales, por sus preferencias sexuales, forma de expresarse y forma de actuar.

Collado comentó que al personal técnico de las delegaciones no se les ha capacitado en el tema de la Diversidad Sexual, igualmente que a las autoridades, a pesar de que, en algunas delegaciones, han recibido a personas diversamente sexuales.

La funcionaria dijo que entre las instituciones que han brindado capacitaciones al personal policial, se encuentran instituciones del estado como la PDDH, organizaciones no gubernamentales y universidades.

Collado explicó que hicieron algunas recomendaciones a la Jefatura Nacional de la Policía. La primera debe ser revisar el Manual de Procedimiento de la División de Asuntos Internos, a fin que las sanciones impuestas a los oficiales a quienes se les comprobó la violación de derechos humanos hacia personas de la diversidad sexual, sean equiparables con los daños que le causaron a las víctimas.

Las delegaciones departamentales de la Policía Nacional, basadas en lo establecido en el Manual de Procedimientos, deben atender respetuosamente y con calidad, además de agilizar y simplificar los trámites de denuncias, hacer detención sin más fuerza que la necesaria, garantizando la dignidad humana y la seguridad de las personas que han sido detenidas.

La Jefatura Nacional de la Policía debe iniciar un plan de sensibilización sistemática a todo el personal y funcionarios (as) de todas las delegaciones, particularmente, a los que trabajan en vigilancia y patrullaje, recepción de denuncias y Puestos de Mando para que brinden mejor atención a las personas de la diversidad sexual.