No todos los habitantes de Camoapa disfrutarán de las comidas típicas de Semana Santa en especial aquellas que se elaboran a base de frutas. En un recorrido realizado por el mercado municipal se constató que la mayoría de las frutas mantienen su precio a excepción del tamarindo que pasó de diez a 15 córdobas la libra, mientras el tomate subió en algunos negocios un córdoba, aunque otros los mantienen igual.

En esta Semana Santa debido a la escasez de la papaya, el jocote y el incremento del precios en el tamarindo no todas las familias tendrán la oportunidad de disfrutar de algunos antojos, como el tradicional postre de la temporada el cual es elaborado con frutas como mango, jocote, grosella, papaya, coco, tamarindo y rapadura de dulce. Este tipo de postre o almíbar se disfruta acompañado de un vaso de pinol simple.

El comerciante Omar Calero asegura que los precios de los productos en esta Semana Santa son iguales a los del año pasado. La diferencia en los precios en este año lo marca la papaya debido a que sigue escasa.

Otra comerciante del mercado municipal María de los Santos, afirma que al igual que la papaya el jocote esta escaso y caro.

El almíbar se ha convertido, junto a la sopa de queso, en uno de los alimentos símbolos de la época de Cuaresma y Semana Santa.

Por lo general ese tipo de alimento se comienza a consumir a partir del Miércoles de Ceniza hasta el Domingo de Resurrección.

El catolicismo sugiere la abstinencia de comer carnes rojas. Sin embargo el ingenio humano a través del tiempo ha creado un sin número de platillos con otros alimentos sustitutos.

María Esther López, productora del programa de televisión Nicaragua en mi sazón y amante del arte culinario nicaragüense, dice que en nuestro país una de las comidas más populares es la sopa de queso, elaborada con masa de maíz y queso o cuajada, la cual se disfruta cada viernes del período de Cuaresma.

El almíbar de frutas, generalmente se prepara en grandes cantidades para compartir con amigos y familiares.

Además la tradición de Semana Santa sugiere consumir productos elaborados a base de maíz como las rosquillas, hojaldras, cosa de horno, rosquetes, tamales, rellenos de dulce, pinol, pinolillo, pinol con chan, y frijoles.

Los frijoles en comparación a la Semana Santa del año pasado tienen una marcada diferencia en los precios por el momento cuestan 13 o 12 córdobas la libra mientras en el 2010 costaban cinco córdobas, el incremento se debió a la mala cosecha del ciclo de apante según el ministro agropecuario y forestal Ariel Bucardo.