Las fiestas patronales de la parroquia Medalla Milagrosa iniciaran el próximo domingo diecisiete de noviembre con la bajada de la imagen de la Virgen de su altar. La misa se realizara a las cuatro de la tarde y será presidida por el padre Flavio Pereira de la familia vicentina.

El párroco de esa iglesia, padre Jimmy Ortega, espera que los fieles y los devotos de la virgen en la advocación de la Medalla Milagrosa puedan asistir con mucha devoción y amor a las fiestas parroquiales. Invitó a toda la población a la bajada de la imagen el domingo a partir de las cuatro de la tarde.

De igual manera la presidente de la Asociación de la Medalla Milagrosa, la señora Isabel Sándigo, hizo un llamado a vivir esas fiestas con mucha devoción y fe hacia la virgen.

Invitó a los fieles a participar activamente durante el novenario de misas y el veintisiete de noviembre, día de la solemnidad de la Medalla Milagrosa.

El 27 de noviembre de 1830 la Virgen Santísima se apareció a Santa Catalina Labouré, humilde religiosa vicentina, y se le apareció de esta manera: La Virgen venía vestida de blanco. Junto a Ella había un globo luciente sobre el cual estaba la cruz. Nuestra Señora abrió sus manos y de sus dedos fulgentes salieron rayos luminosos que descendieron hacia la tierra. María Santísima dijo entonces a Sor Catalina:

"Este globo que has visto es el mundo entero donde viven mis hijos. Estos rayos luminosos son las gracias y bendiciones que yo expando sobre todos aquellos que me invocan como Madre. Me siento tan contenta al poder ayudar a los hijos que me imploran protección. ¡Pero hay tantos que no me invocan jamás! Y muchos de estos rayos preciosos quedan perdidos, porque pocas veces me rezan".