Una iglesia con más espacio necesita el pueblo de Camoapa, especialmente para la celebración de la misa del cuatro de octubre. Hoy día de San Francisco de Asís, la parroquia lució totalmente llena y abarrotada. Algunos escucharon la eucaristía por las ventanas del templo, pues no cabían dentro de la iglesia.

Hoy fue el día central de la festividad en honor al santo de Asís, alrededor de unas tres mil 500 personas participaron en la misa y posteriormente acompañaron la imagen durante el recorrido de la procesión.

La franciscana Justina López de Obando, dijo que desde hace treinta pertenece a la congregación Franciscana, la que había perdido fuerza hasta hace un par de años que se retomo.

Felicitó a los organizadores de la actividad, especialmente por la participación de Monseñor Jorge Solórzano, obispo de la diócesis de Granada, quien presidio la eucaristía.

Monseñor hizo un llamado a los feligreses a imitar al santo de Asís, a llevar una vida humilde y ayudar a los que no pueden.

 

El señor Concepción Duarte López, dijo que la misa estuvo muy bonita, con mucho orden, especialmente por la visita de Monseñor Solórzano.

Además de la participación del obispo de la diócesis de Granada Monseñor Jorge Solórzano, también estuvo el clero del departamento de Boaco y seminaristas.

El doctor Julio Reyalvarez expresó que desde hace ocho años baila a San Francisco de Asís. Dijo que tiene una promesa y espera que el santo de Asís le ayude.

Trescientos años de historia celebran los camoapeños que participan en las actividades en honor a San Francisco de Asís. Antes que la imagen entrara nuevamente a la parroquia sonaron cohetes y bombas. La gente con sombreros y pañuelos en manos dijeron hasta el próximo año.