Con mucha tristeza los camoapenses declaran que el agua que llega a través de la tubería no sirve y que lamentablemente muchos la consumen por necesidad.

La señora Milagro Morales, asegura que aunque paga el servicio no ocupan el agua para lavar ropa ni trastes. Dice que no sirve para nada, pues es sucia.

Maura Flores, asegura que únicamente lavan ropa y trastes con el agua que les da ENACAL. Lamenta la situación pues económicamente en Camoapa hay gente que no tiene capacidad para comprar el agua de tomar.

La responsable de Enacal, licenciada Nidia Cruz ha declarado en reiteradas ocasiones que el agua recibe el tratamiento adecuado y que es apta para el consumo humano.

Últimamente los camoapenses se quejan del mal olor y color del agua que llega de la presa Rocas Morenas.