Entrega de Alfonso Urbina, miembro de la red de comunicadores, RCE .- Doce embarazadas de las comarcas aledañas al puesto de salud de La Calamidad tuvieron que regresar a sus viviendas sin recibir atención médica.

El ministerio de salud asignó el primer martes de cada mes para atender a las embarazadas de ese puesto asistencial, sin embargo no fue así.

Algunas de las embarazadas molestas dijeron que el Hospital San Francisco de Asís, no puede hacer eso porque ellas viajan de lugares alejados para recibir la atención. Además que un puesto de salud no debe estar cerrado, por cualquier emergencia que les ocurra.

El puesto de salud es visitado por personas de las comarca Masigue, Masiguito, Panamerica, Chilena, entre otras.

La señora Verónica Méndez de la comarca Masiguito, no está de acuerdo con lo ocurrido, porque después los médicos dicen que son las embarazadas quienes no asisten a los puestos de salud.

Gloria Díaz, expresó que perdieron el tiempo y aguantaron hambre por nada, además del pasaje que tuvieron que pagar para llegar al puesto de salud.

Elizabeth Díaz, comentó que para llegar al centro de salud de La Calamidad se tiene que levantar a las tres de la mañana y caminar dos horas para llegar hasta donde pasa el camión.

“Si nos tocara parir ahora nos morimos porque ni un médico se mantiene en el puesto de salud”, afirmó Díaz.

Consultamos vía telefónica a la sub directora del Hospital San Francisco de Asís de Camoapa, Anielka Fargas, quien informó que en esta semana los doctores participaron en una capacitación sobre tuberculosis en la ciudad de Boaco. Explicó que hicieron tres bloques, porque no podían desatender el hospital y que el tercer bloque recibirá la capacitación el lunes y martes de la próxima semana.