Tomado de www.cartabodan.com .-José Ortiz, representante de Coopicma, Masaya, en un correo a Carta Bodán, explicó que "el egoísmo y la envidia", de unos cuantos acabó con el negocio de zapatos entre las Pequeñas y Medianas Empresas (Pymes) de Nicaragua con el Ministerio de Educación (Mined) de El Salvador, que demandaba 1.2 millones de pares al país.

"Hola señores de Carta Bodán lo que he leído en su diario acerca de la inconformidad de algunas autoridades salvadoreñas por la producción de calzado por parte de las Pymes nicaragüenses, me ha motivado a decir algunas verdades. Cuando estuvimos sentados en la mesa que por cierto éramos aproximadamente, 12 empresas entre ellos ECCO, Centeno Comercial, ETC., lamentablemente desde ese momento se dio la envidia, el egoísmo, entre otras cosas entre mismos empresarios nicaragüenses, y digo lamentablemente, porque más bien nosotros deberíamos estar unidos, apoyarnos y ser un solo bloque", contó.

Ortiz manifestó que a pesar de que Coopicma aglutina a 18 socios con capacidad de producir 15 mil pares mensuales, la oferta de precios que presentaron a Centeno Comercial quedó fuera, aunque contaba con buenos diseños. "Desde el primer momento "el señor Alex Delgado comenzó a hacer comentarios diciendo que no podíamos producir tal cantidad, el mismo Alex no presentó oferta , y el señor Salaverry que estaba como asesor para Centeno Comercial decía abiertamente que los únicos capaces para elaborar el calzado eran la ECCO, Centeno Comercial y Alex, lo que denotaba que todo estaba amarrado".

"Luego según ellos viajaron los representante de Centeno Comercial a El Salvador, y se nos llamarían. Yo visité las instalaciones de Centeno Comercial, por que se filtró que el pedido ya estaba realizado y ya estaban empezando a trabajar la gente de ALEX, hablé con Salaverry este me dijo que aun la gente no había venido y no sabían nada. En

en conclusión nunca se nos llamó, y lo que se confirmó es que se tomaron el pedido unos tres", relató. Acotó: "No se crean esas mentiras de que fueron 20 empresarios, que pena que tengan que mentir estos empresarios, usar tráfico de influencias. Ganas sobran de acusarlos por usar a las personas jugar con su dignidad, sin embargo no tengo tiempo para esas cosas mejor me dedico a trabajar, no tengo nada en contra de estas personas , pero si en contra de sus actitudes y accionar", señaló.