Cunetas rellenas con adoquines se construyen en la carretera Camoapa-Boaco, en lugar de usar las piedras de ríos conocidas como piedra bolón. El hecho fue conocido ayer por la mañana gracias a la denuncia ciudadana de una persona preocupada por lo que califico “un derroche de materiales”.

En una visita al proyecto de adoquinado se pudo confirmar que en los bordes del camino se colocaban restos de adoquines y piezas enteras que podrían servir para mejorar o reparar algunas calles de la cuidad. Un maestro de obras junto a otros trabajadores se encontraban en el sector conocido como “La Coyotera”. Se trata del señor Gonzalo García, quien supervisaba el avance de la obra, mientras los trabajadores usaban los adoquines como piedra para el relleno de las cunetas en los bordes de la carretera.

El responsable del módulo visitado es el señor Carlos Ortega, con quien no fue posible hablar pues no había llegado al lugar según una de las personas que trabaja en el proyecto.

Los adoquines sobrantes en los modelos de las carreteras han sido cedidos por el Ministerio de Transporte e Infraestructura a la municipalidad de Camoapa. Los adoquines se desperdician en las cunetas de la carretera hacia Boaco cuando podrían utilizarse para disminuir los costos en los proyectos de adoquinado de la calles de la cuidad, consideran los pobladores que denunciaron el hecho.

Según una fuente extraoficial cada adoquín puesto en Camoapa tiene un valor de 15 córdobas y en el lugar se pudo observar una gran cantidad de ellos en una cuneta que mide más de 25 metros de largo.