(Francisco Ramón Urbina, miembro de la red de comunicadores) Quince habitantes la comarca el Roblar se organizaron para cultivar dos mil plantas de marango. La idea de la iniciativa nació tras conocer los beneficios y la importancia de la planta de marango.

Los involucrados recibieron previa capacitación por ingenieros de INAFOR. El roblar es una zona seca, ideal para el cultivo de marango. “Los beneficios que aporta la planta: es consumible, además de que también se le puede suministrar a las aves, cerdos y ganado” afirmó Cristóbal Sándigo.

Los beneficiados de la iniciativa son estudiantes y docentes de la escuela del Roblar. Según Sándigo ahorita son pocos los involucrados sin embargo hace el llamado a las demás comunidades para que cultiven esta planta que tiene beneficios medicinales y comestibles.