Por. Alexandra Díaz

Mercedes Gómez se pregunta si por consumir agua que llega a través de la tubería se enferma constantemente. “diarrea, dolor de estómago, bastante nos da a todos en la casa” explica, al preguntarle de qué padece.

 

 

Gómez de 54 años habita en el barrio 380, lugar dificultuoso para acceder al agua de la tubería, misma que utiliza para tomar cuando almacena, tras estar a la espera del “chorrito de agua que sube en la madrugada cada 8, 15  y hasta 30 días”.

Ella al igual que su numerosa familia es parte del 10% de camoapenses que consume agua del grifo, aunque no sea lo indicado debido a las características en que el recurso llega a los hogares. Sus limitados ingresos no le permiten pagar un costo mayor por raciones mínimas de agua a las comercializadoras locales.

 

Tanto el Ministerio de Salud MINSA como el Organismo No Gubernamental El Porvenir, han manifestado que el agua proveída por Enacal no tiene la calidad requerida, ni los procesos de filtración en la presa son rigurosos que la estimen adecuada para el consumo humano, de manera que la usabilidad del servicio limita a los abonados a solventar solo los quehaceres del hogar.

Los sectores de escasos recursos son los más vulnerables a padecer enfermedades gastrointestinales al ingerir agua del grifo, el restante de la población cuya economía le permite comprar agua de pichinga o de botellón están exentos de contraer parasitosis.

La Organización Mundial de la Salud OMS calcula que la contaminación del agua potable provoca más de 502 000 muertes por diarrea al año. Por fortuna en el Hospital San Francisco de Asís- Camoapa aún no se reporta ningún caso de intoxicación por ingerir agua de la llave, pero médicos del centro hospitalario reconocen que puede ser una desencadentante de brotes diarreicos y enfermedades gastrointestinales. “No existe un seguimiento, ya que cuando los pacientes viene aquí traen un cuadro bien desarrollado, por eso no es posible determinar específicamente qué les ocasionó la enfermedad” explica Lidielka Tinoco, médica general.

 

 

Pese a que autoridades de ENACAL afirman dar el tratamiento necesario al agua para que llegue a los hogares apta para uso y consumo según lo estipulado en la Ley de Aguas Nacionales, el promotor de educación de El Porvenir, Carlos Bodán, tiene una apreciación diferente a la política del ente estatal.

En 2015 por iniciativa del Organismo se aplicaron pruebas bacteriológicas a diversas fuentes de agua, éstas revelaron que más del 70% estaban contaminadas. Pese a que las muestras se aplicaron en pozos privados y comunitarios, el promotor aclara que no se aplican pruebas al agua proveniente de Enacal porque ésta contiene sulfito de sodio (cloro) que bloquea las posibilidades de revelar si el agua está contaminada o hay presencia de bacterias. Sin embargo “no es preciso aplicar una prueba, pues con solo ver el estado en que viene, se puede deducir la calidad” señaló.

 

 

 

El MINSA al igual que la ONG hacen análisis y seguimiento de los pozos comunitarios del municipio, de los cuáles en su mayoría sólo son aptos para uso, no para consumo. Aunque no se tiene una lista exacta de pozos habilitados, en el siguiente mapa se muestra puntos de referencia donde las personas solventan la necesidad básica.

Tampoco se tiene un inventario exacto de cuántos pozos privados hay en la urbanidad, ni el uso que debería dársele al agua que suministran.

 

Yamilteh López, higienista del Hospital San Francisco de Asís asegura que el mayor problema está en la manipulación y traslado del agua . Los resultados de los exámenes físico-químicos o bacteriológicos varian aunque el agua provenga del mismo sitio.

La manipulación del agua en el traslado del pozo al domicilio es parte determinante del proceso. “Como son pozos comunitarios la gente mete un balde y otro, un mecate y otro, entonces ahí disminuye la calidad del agua” explicó López.

El seguimiento del área de higiene del hospital consta de hacer las pruebas y notificar los resultados de las mismas. “Se le informa al líder comunitario y se le da cloro para que esté acate las recomendaciones y haga circular la información entre las otras personas”

Según datos del MINSA, hay aguas que tienen presencia de bacterías pero en mínimos porcentajes (menor del 50%), "éstas aguas pueden ser tratadas gradualmente y seguir solventando la necesidad de las personas" sugiere López, a excepción que al pozo se le detecte presencia de algún metal o químico, inmediantamente se clausura " en el caso de los pozos con arsénicos el agua puede causar Cáncer " alertó.

Enacal defiende su trabajo

Autoridades de Enacal afirman darle el tratamiento pertinente al agua suministrada por la tubería pese a que recientemente la delegada departamental declarara a un medio televisivo que el total en recaudación del municipio costeaba apenas el 30% del valor del cloro con el que se trata el agua. En respuesta a cómo se subsidia el costo total para darle el tratamiento adecuado al agua de la presa, la Lic. Nidia Cruz, responsable de la empresa estatal en Camoapa aseguró que “somos subsidiados por otros municipios para tener los químicos y aplicar los químicos en tiempo y forma”. No hubo mayores detalles de cuáles son los procesos a los que se somete el agua antes de distribuirla a la población.

Así lidian con la crisis

El ingeniero Ervin Barreda Rodríguez, presidente ejecutivo de Enacal explicó que este año, a diferencia de otros, las altas temperaturas han afectado seriamente los pozos y las aguas superficiales, de tal manera que hubo un racionamiento mayor que otros años.

Autoridades de Enacal Camoapa han decido ejecutar un plan de racionamiento que consta de suministrar agua cada 4 días, con el propósito de garantizar el servicio los siguientes meses. “Diario se hacen las mediciones en el espejo se agua y aunque ha bajado el nivel, creemos que vamos a solventar todo el verano” informó Cruz.

Enacal aún no da a conocer cómo pretenden mejorar la calidad, pues al momento se limita a tratar de abastecer a la ciudad mediante la dinámica de sectorización. Se dividió la ciudad en 4 sectores, en los cuáles llegará el agua en diferentes días o eso promete la implementación, aunque algunos sectores reportan no tener agua desde dos y tres semanas.

 

El inconveniente para suplir el servicio de manera equiparable responde a la geografía del territorio, pues en las zonas altas es una utopía que el agua llegue cuando están abiertos los grifos en la zonas bajas y centro de la ciudad.

Mal manejo y omisión de acciones ha generado la crisis

Desde que se omitieron una serie de acciones para dar mantenimiento y garantizar la durabilidad del Proyecto Rocas Morenas – represa que abastecería a la zona urbana de Camoapa desde finales de los años 90- el servicio integral ha ido en decadencia. A ello se suma la expansión demográfica, como ocurrió cuando se remplazó el primer sistema de abastecimiento de agua para la ciudad. A mayor número de habitantes, mayor demanda de agua.

Más de una década después de inaugurado el proyecto financiado por la Unión Europea, la presa ha reducido su caudal, el despale a las orillas ha ido en aumento, dificultando la conservación de la cuenca que alimenta el espejo de agua.

“Obras que tenían que hacerse como conservación de suelos, barreras muertas y vivas, cosechas de agua, reforestación en la parte alta” son algunas de las acciones específicas que no se hicieron detalló el responsable de la Unidad Ambiental de la Alcaldía Municipal, Eduardo Urbina. El funcionario trajo a colación que en 2005 hubo un proyecto de reforestación donde se ubica el proyecto pero una vez más no se le dio seguimiento.

Población busca incidir

El drama vivido de diferentes maneras por la población ha motivado a constituir una Comisión para el Fortalecimiento de Agua y Saneamiento que  busca incidir en las autoridades. La iniciativa aglomeró a representantes de instituciones y sociedad civil, con el propósito de visibilizar la situación  ante los poderes estatales para que asuman acciones inmediatas.

La directora del Hospital, Norma Ortiz, quién asistió en representación de la institución para la cuál labora sugiere que las acciones al instante que se deben acatar entre la población son orientaciones en temas de educación, racionalización y trato del agua. “Si lo hiciéramos vendría ayudar en buena medida (…) evitaríamos incluso muchas enfermedades”.