Descienden los termómetros y llegan las enfermedades más frecuentes asociadas al invierno. Estas afectan principalmente las vías respiratorias entre ellas: la gripe, los catarros, bronquitis, faringitis y otras más graves como la neumonía.

Los niños son especialmente vulnerables a las bajas temperaturas, por lo tanto están expuestos a contraer enfermedades, sobre todo si están a diario en contacto con otros niños.

Algunos padres de familia que se encontraban en el Hospital de Camoapa, expresaron que se encontraban ahí porque sus niños presentan fiebre.

BITE MADRES

Según los especialistas no se puede evitar el contagio de enfermedades porque es algo que no está en nuestras manos, pero sí podemos intentar disminuir las posibilidades de que enfermen.

Entre ellos evitar permanecer en lugares cerrados en contacto con otros niños, pues eso facilita el contagio con personas infectadas, al salir de casa abrigarlos bien y evitar los cambios bruscos de temperatura.