La cebolla, un producto importante en la cocina nicaragüense, ha elevado su precio de cinco y seis córdobas que se cotizaba la semana pasada, a 10 córdobas por libra. En un recorrido que se realizó por el mercado municipal se constató que este producto ha elevado su precio.

Algunos de los comerciantes comentaron que el perecedero se encuentra entre nueve y 15 córdobas.

Se presume que el precio del producto incrementó debido a que el Ministerio Agropecuario y Forestal (Magfor) obstaculiza permisos para un libre comercio entre importadores y los países productores.

La comerciante Gertrudis Ramírez, expresó que a pesar del aumento, trata de ayudar a los consumidores a llevar el tubérculo a sus viviendas.

Elvin Orozco, fiscal general de la Asociación Nicaragüense de Vegetaleros (Aniveg), explicó que la medida del Magfor de no permitirles ingresar la cebolla que necesitan impide abastecer los mercados. La excusa del Magfor, según Orozco, es que se debe proteger al productor nacional. “Para darte una idea, si importamos cebolla de Costa Rica no podemos hacerlo de otros países como Holanda”.

Desde hace un mes los vegetaleros esperan que el Magfor les autorice el ingreso de este producto y de la papa, esta última también ha pasado de seis córdobas la libra a 10 córdobas. “La respuesta por parte del Gobierno es el boleo y al final seguimos sin poder introducir la cantidad de productos que necesitamos y el consumidor es quien paga los caprichos”, dijo Orozco.