(Tomado de END)

El presidente de EE. UU., Donald Trump, lanzó desde el portaviones en construcción Gerald R. Ford la promesa de abanderar el "gran resurgir" militar estadounidense con un aumento del gasto en defensa que militarizará al país a niveles históricos para tiempos de paz.

"Después de años de recortes presupuestarios sin fin que han perjudicado a nuestras defensas, estoy pidiendo uno de los mayores aumentos en el gasto de defensa de la historia", resumió Trump en un discurso en el portaviones más moderno y costoso de la flota estadounidense.

Trump prometió poner fin a los recortes automáticos en defensa, acordados como medidas de emergencia en 2013, ante la incapacidad de republicanos y demócratas de acordar una política fiscal y de gasto a largo plazo.