Los precios del café subieron esta semana a su nivel máximo en los últimos años, tras una serie de alzas recientes en momentos que Brasil, principal productor mundial, perdió parte de su cosecha por heladas. El café arábica subió el viernes a más de dos dólares por libra, el más alto desde febrero de 2014.

El precio del grano arábica, de mayor calidad, se ha disparado 60% desde enero.

En tanto, el café robusta, de calidad inferior y cultivado mayoritariamente en el sudeste de Asia, alcanzó su mejor cotización desde octubre de 2017 a 1.993 dólares por tonelada, un aumento de 40% este año.

"Varias razones explican el alza astronómica en los precios del café", dijo a AFP Carlos Mera, analista de Rabobank, al citar las devastadoras condiciones climáticas en Brasil.

Mera mencionó también el incremento en los costos del transporte y la turbulencia política en Colombia, tercer productor mundial del grano.

Brasil sufrió una sequía histórica meses atrás, seguida de una fuerte helada esta semana en plantaciones clave del estado de Minas Gerais, sureste, responsable de 70% de la producción de café arábica de Brasil.