Tomado de www.cartabodan.com .- El presidente norteamericano Barack Obama consiguió el respaldo de los estadounidenses para cuatro años más en la Casa Blanca en unas elecciones muy disputadas, pero en las que acabó obteniendo mayor ventaja de la prevista, lo que refuerza su liderazgo en Estados Unidos y en el mundo.

Se trata de una victoria que confirma un nuevo mapa electoral en ese país, en el que las minorías ganan protagonismo y desplazan a la tradicional mayoría de raza blanca. En un discurso emocionante que parecía el renacimiento de aquel Obama de 2008, el presidente apeló, en el reconocimiento de su victoria, a su antigua vocación bipartidista y prometió dirigirse a los líderes de los dos grandes partidos "para afrontar juntos los retos que nos esperan".

"Gracias, América", proclamó emocionado en el Centro de Convenciones McCormick de Chicago, donde sus seguidores se agruparon para arroparle y celebrar su victoria, informó El País.

"Para Estados Unidos de América lo mejor está por venir. Felicité a Romney por el trabajo tan duro realizado en la campaña", dijo Obama en Chicago. "Él y su familia han trabajado por América (EE.UU.) y ese es hoy su legado".

El presidente tuvo palabras para su vicepresidente, Joe Biden, y para su esposa, Michelle Obama, y, dirigiéndose a todos, aseguró: "A todos digo: No importa donde vayan esta noche, siempre llevarán en su recuerdo esta noche histórica. Me han llevado hasta la cumbre y siempre estaré agradecido".

En un mensaje que intentó contagiar esperanza sobre el futuro de dicho país, auguró la culminación de la recuperación económica ya iniciada y recordó que una década de guerra está llegando a su fin. Prometió trabajar por el bipartidismo y continuar sus esfuerzos por la inmigración.

"Vuelvo a la Casa Blanca con más determinación e inspiración". "Nunca he estado tan esperanzado", señaló el mandatario. También Obama transmitió optimismo y fe en las posibilidades de la nación del norte, para el que anunció que "sus mejores días están por llegar". Aseguró que se pondrá cuanto antes a resolver los problemas más urgentes, entre los que mencionó una reforma para la legalización de los inmigrantes indocumentados.