Tomado de www.elnuevodiario.com.ni .- Un total de 302 policías de El Salvador se graduaron como la primera unidad antipandillas, especializada en inteligencia y hasta en lenguaje de las llamadas 'maras', aunque las dos más temidas, las MS-13 y M-18, tienen una tregua que redujo los crímenes.

Con uniformes azul-negro, provistos de fusiles de asalto recortados y con gorros pasamontañas, los agentes, entre ellos 12 mujeres, fueron juramentados en una cancha de fútbol de la Academia Nacional de Seguridad Pública, en Comalapa, 44 km al sureste de San Salvador.

La unidad "se creó con el propósito de darle más fuerza al combate de organizaciones criminales como son las pandillas", declaró el presidente Mauricio Funes tras presidir la jornada de graduación.