Tomado de www.cartabodan.com .- México y otros diez países presentaron opiniones interesadas en respaldo de una demanda que pide declarar inconstitucional una nueva ley de inmigración en Georgia y su congelación para que no sea aplicada. La demanda fue presentada hace dos semanas por varios grupos activistas de los derechos civiles, según la agencia AP.

Además de México, también Argentina, Brasil, Chile, Colombia, Costa Rica, El Salvador, Guatemala, Honduras, Nicaragua y Perú presentaron opiniones interesadas en respaldo de los demandantes. Los grupos activistas piden al juez federal Thomas Thrash que impida la entrada en vigencia de la nueva ley hasta que haya sido resuelta la demanda. El magistrado fijó una audiencia para la próxima semana.

La ley autoriza a los organismos policiales a verificar el estatus de inmigración de todo sospechoso que no pueda mostrar medios aceptables de identificación, a detenerlos y entregar a las autoridades federales a todo aquel que resida ilegalmente en el país.