El Ministerio de Trabajo de Costa Rica anunció la apertura de un régimen especial para documentar a trabajadores inmigrantes del sector agrícola, doméstico y construcción.

Por un periodo de tres meses, las autoridades costarricenses esperan documentar a cientos de trabajadores para que tengan un estatus legal en el país y obligar así a las empresas que los contratan a cumplir con todas las obligaciones legales, entre ellas seguro social, salario mínimo y jornada máxima.

El ministro de Trabajo, Olman Segura, indicó en conferencia de prensa que el principal objetivo es hacer "un llamado, formal y vehemente a todos los empleadores para que en los sectores de la agricultura, la construcción y trabajo doméstico, regularicen a todas las personas trabajadoras".

"Debemos cumplir con los derechos laborales y es necesario que pongan a derecho cualquier situación irregular que exista", agregó.

Tomado del www.elnuevodiario.com.ni