Tomado de www.cartabodan.com .- Los países centroamericanos iniciaron ayer lunes en San José, Costa Rica, la tercera ronda de negociación de un acuerdo comercial con Perú, en medio de llamados de industriales para excluir ciertos productos.

"Durante esta ronda estamos esperando que una gran cantidad de temas normativos se puedan definir y yo esperaría que lleguemos a un acuerdo en al menos un 90% de las líneas arancelarias", indicó a la AP el viceministro costarricense de Comercio Exterior, Fernando Ocampo.

La ronda concluirá el viernes próximo y abordará temas de acceso a mercados, reglas de origen, servicios, inversión y procedimientos aduaneros.

La negociación arrancó en noviembre y en las dos rondas anteriores se cerró la discusión sobre obstáculos técnicos al comercio y solución de controversias. Eduardo Brandes, jefe negociador de Perú, dijo que su país ha tenido "una relación distante en nuestro mismo continente y es importante que empecemos a estrechar vínculos".

La jefa negociadora de Guatemala, Silvia Lainfiesta, destacó que Centroamérica tiene experiencia negociando en conjunto por lo que se mostró optimista de que la tercera ronda generará avances significativos.

La siguiente ronda, que se prevé sea la definitiva, se realizará en mayo en Perú. Marco Meneses, presidente de la Cámara de Industrias de Costa Rica le remitió el lunes pasado una carta a la ministra de Comercio Exterior, Anabel González, para manifestar preocupación por "las industrias sensibles que se ven amenazadas debido a la eliminación del arancel que se le aplicaría a las importaciones".

Los temores provienen principalmente del sector de industria alimentaria. Nicaragua se abstuvo de participar en este proceso. En rondas anteriores se cerraron los capítulos de política de competencia, defensa comercial, obstáculos técnicos al comercio, transparencia, disposiciones finales y solución de diferencias.

Según datos oficiales, la región exportó productos por un valor 279 millones de dólares a Perú en 2009, mientras que importó 173 millones de dólares. La ministra costarricense de Comercio Exterior, Anabel González, inauguró las conversaciones que buscan consensos para "crear un marco jurídico con reglas claras, estables y transparentes para normar dicho comercio".

El director de Comercio Exterior de Costa Rica, Federico Valerio, dijo a la agencia AFP que los negociadores esperan lograr "avances sustanciales" sobre todo en el tema de accesos a mercados.

"Esperamos alcanzar resultados concretos en más capítulos de la parte normativa y avances sustanciales en acceso a mercado", adelantó Valerio. La Cámara de Industrias de Costa Rica expresó ayer su preocupación por la negativa del gobierno de San José de que sean excluidas las manufacturas en las negociaciones.

"Nos inquietan sobremanera las industrias sensibles que se ven amenazadas debido a la eliminación del arancel que se le aplicaría a las importaciones de productos que entrarían a competir con ellas desde Perú", expresó el presidente de la Cámara, Marco Meneses. "La no exclusión de productos industriales no está justificada", agregó.

El convenio con Perú será suscrito en forma individual por cada uno de los cinco países centroamericanos involucrados en la negociación: Costa Rica, El Salvador, Honduras, Guatemala y Panamá. Nicaragua se opone a este TLC y no participa en las negociaciones. La cuarta ronda con los andinos se celebrará del dos al seis de mayo en Lima, capital peruana.