A las nueve de la mañana de ayer jueves inició el sexto foro Centroamérica unida por la vida. La actividad tuvo lugar en el auditorio Segundo Montes de la UCA.

El foro comenzó con un ritual realizado por representantes de los pueblos indígenas de la región centroamericana.

 

El encuentro regional tiene como objetivo demandar un acuerdo para el clima legalmente vinculante, asegura la Salvadoreña Suyapa Maldonado del comité organizador del foro Centroamérica vulnerable unida por la vida.

 

Por su parte el vicepresidente del centro HUMBOLDT reflexiono sobre las distintas cumbres., Copenague en el 2009 generó buenas expectativas, pero faltó articulación a la hora de hacer los planteamiento, por ende los resultados no estuvieron a la altura.

Esos resultados generaron interés por reforzar los niveles de organización en busca de la necesidad de ser escuchados.

Nos dimos cuenta que la mayoría de las personas no estamos preocupados por lo que pasa en las cumbres de cambio climático. Para muchas personas es más importante el trabajo y la lucha diario.

El interés de hoy es destacar aquellos elementos más importantes de las cumbres, recordemos que en este año convergen una serie negociaciones internacionales que deben tener un punto de negociación extra.

 

Es una agenda desafiante, industrias extractivas, biodiversidad, lengua, desigualdades existentes, lucha para exceder a recursos naturales escasos, hambre, inseguridad, y violencia que a su vez frenan el desarrollo humano y los esfuerzos para lograr un desarrollo sostenible, genera situaciones de conflictos

La búsqueda es encontrar la posibilidad de construir un mundo de paz, seguridad, igualdad, sostenibilidad ambiental, desarrollo económico y social incluyente, concluye el ambientalista Víctor Campos.

Por su parte el ambientalista de Nicaragua German Quezada dijo que en el mundo más de 64 personas de cada 10 han sido afectadas por fenómenos naturales, si la tendencia persiste en el 2030 la cantidad seria cinco mil millones de personas dagnificadas.

Dijo que los daños generados por los fenómenos naturales para Centroamérica el 20 por ciento del producto interno bruto (PIB) esas situaciones limitan el crecimiento de países en vía de desarrollo. Hay que buscar la integralidad con lógica de consistencia de cara a la reducción de la vulnerabilidad.

 

El jefe negociador del salvador en la COOP 21Antonio Cañas dijo que los países desarrollados deberían de proponerse como meta trabajar en la mitigación de los gases de efecto invernadero y los países no emisores trabajar en un proceso de adaptación.

Enfatizó en que un incremento de dos grados centígrados podría ser catastrófico. Hay que pelear para bajarla a uno puno cinco

 

Ampliación de estas y otras noticias ambientales en el ordeño de la tierra lunes, miércoles y viernes.