(Tomado de LP)
El gobierno de El Salvador declaró una situación de emergencia ante la falta de liquidez para enfrentar sus compromisos, y busca un acuerdo con la oposición que le permita emitir bonos y aprobar el presupuesto de 2017.

“Quiero anunciar, proponer e impulsar una serie de medidas, entre ellas declararnos en emergencia como gobierno para que antes de cerrar este año 2016 podamos atender, discutir y construir los mejores acuerdos que permitan salidas pertinentes”, declaró el presidente Salvador Sánchez Cerén en un mensaje a la nación.

Para enfrentar la falta de liquidez y “responder” a los compromisos de corto plazo del Estado, el mandatario busca el consenso para aprobar la emisión de bonos por 1,200 millones de dólares.