Tomado de www.elnuevodiario.com.ni .-El cáncer de mama es el cáncer más diagnosticado entre mujeres en todo el mundo. Y aunque la mortalidad por esta enfermedad está disminuyendo en los países desarrollados gracias a los mejores tratamientos y estrategias de prevención, en el mundo en desarrollo el cáncer de mama sigue siendo la principal causa de muerte de mujeres.

Esta tendencia, dicen los expertos, refleja que el mensaje de prevención de la enfermedad todavía no está llegando a estos países. Y es que aunque muchos tumores pueden curarse, en los países en desarrollo el cáncer de mama se detecta demasiado tarde en la mayoría de las mujeres afectadas.

El cáncer de mama se desarrolla por la formación de células malignas (cancerosas) en los tejidos de la mama. Debido a los daños en su ADN, estas células crecen y se dividen de forma descontrolada y, eventualmente, cuando se acumula un número grande de células, se forma un bulto o masa.

Las células posteriormente invaden el tejido normal de los senos y pueden "escaparse" del bulto primario para propagarse por los ganglios linfáticos o la corriente sanguínea hasta otros órganos donde pueden formarse tumores secundarios (o metastásicos).

Las glándulas mamarias están divididas en ductos y lóbulos. La forma más común de cáncer de mama -el carcinoma ductal- surge en los conductos que llevan la leche desde la mama hasta el pezón.

Y la forma menos frecuente -el carcinoma lobular- se origina en los lóbulos, las partes de la mama que producen la leche materna. Igual que ocurre con la mayoría de los tipos de cáncer, la clave para un tratamiento exitoso de esta enfermedad es diagnosticarlo antes de que las células cancerosas tengan oportunidad de propagarse a otros órganos.

"Todavía se desconocen las razones precisas por las que una mujer desarrolla cáncer de mama", le explicó a la BBC la doctora Jennifer Worden, médico general y experta en medicina de la mujer. "Pero se cree que es una combinación de de factores genéticos, ambientales y de estilo de vida", agregó.

Los científicos han identificado dos genes defectuosos que aumentan la probabilidad de desarrollar cáncer de mama, pero los estudios muestran que éstos sólo son responsables de entre 5 y 10% de los casos de la enfermedad. También se cree que las hormonas juegan un papel importante en el desarrollo de este cáncer.

Las investigaciones han mostrado un vínculo entre los niveles de estrógeno (la hormona sexual femenina) y el riesgo de desarrollar la enfermedad. "Las causas exactas se desconocen", dijo la doctora Worden. "Pero hay varios factores de riesgo de la enfermedad que incluyen la edad, un historial familiar de cáncer de mama, no tener hijos o tenerlos tarde, comenzar a menstruar muy temprano o tener la menopausia muy tarde, el sobrepeso y el consumo excesivo de alcohol", señaló la experta.