El papa Francisco, de 84 años, "está en buenas condiciones generales, consciente y respira por si mismo", tras la intervención quirúrgica a la que fue sometido este domingo por un problema de colon en el Policlínico Gemelli de Roma, donde previsiblemente permanecerá toda la semana.

El pontífice se recupera en el hospital romano de la operación "para una estenosis diverticular", una dolencia del colon que afecta sobre todo a las personas de edad avanzada y que había sido programada con antelación.

 Bruni sostuvo que "la cirugía para la estenosis diverticular realizada en la noche del 4 de julio comportó una hemicolectomía izquierda y tuvo una duración aproximada de 3 horas".

 "Su Santidad el papa Francisco está en buenas condiciones generales, consciente y respira por sí mismo", aseguró el portavoz vaticano, Matteo Bruni, en un comunicado difundido por la Santa Sede al mediodía.