Tomado de www.laprensa.com.ni .- En un nuevo pronunciamiento político y en directa referencia a las protestas que se han tenido lugar en Brasil durante el último mes, el papa Francisco criticó la corrupción de aquellos que no buscan sino su bien personal y llamó a los jóvenes a no desanimarse porque la realidad y el hombre mismo pueden cambiar.

"Queridos jóvenes, ustedes tienen una especial sensibilidad ante la injusticia, pero a menudo se sienten defraudados por los casos de corrupción, por las personas que, en lugar de buscar el bien común, persiguen su propio interés", dijo el papa al hablar desde la favela Varginha, al norte de Río de Janeiro. A todos "les repito: nunca se desanimen, no pierdan la confianza, no dejen que la esperanza se apague. La realidad puede cambiar, el hombre puede cambiar".

Se trató de un mensaje de esperanza para los residentes de la barriada a quienes pidió que no se desanimaran. "Sean los primeros en tratar de hacer el bien, de no habituarse al mal, sino a vencerlo", dijo el santo padre.