La tarea de búsqueda de víctimas en el lugar del derrumbe parcial de un edificio de apartamentos en Surfside (Miami-Dade) tuvo que ser interrumpida esta madrugada por primera vez desde el 24 de junio, debido a "movimientos" en la parte que sigue en pie, informaron las autoridades.

La alcaldesa de Miami-Dade, Daniella Levine Cava, y el jefe de los bomberos del condado, Alan Cominsky, confirmaron que por ahora siguen paradas las operaciones y se reanudarán cuando los ingenieros estructurales determinen qué se puede hacer.

En una parte de la "zona cero" se registraron "6 a 12 pulgadas de movimiento" (de 152 a 304 milímetros), lo que se suma al movimiento en otros puntos del edificio que aún sigue en pie.

Esos movimientos sumados al desplazamiento de escombros dispararon temores sobre posibles "derrumbes adicionales" que podrían poner en riesgo a los operarios, detalló.

La portavoz en español de los bomberos, Erika Benítez, señaló que los ingenieros trabajan con expertos "para desarrollar nuevas estrategias para continuar".

En la rueda de prensa no se informó de nuevos hallazgos de víctimas, que se mantienen por tanto en 18 fallecidos, dos de ellos niños.