San José (EFE).

Las autoridades de salud de Costa Rica continúan con la campaña de vacunación contra la covid-19, en la cual se ha establecido como prioridad a los adultos mayores y personal de primera respuesta.

Costa Rica, país de 5 millones de habitantes, recibió el pasado 23 de diciembre 9.750 dosis de la vacuna de Pfizer y BioNTech y al día siguiente vacunó a las primeras 55 personas.

La Caja Costarricense del Seguro Social (CCSS) informó que en el hogar de ancianos de la Fundación pro Personas Adultas Mayores (PROPAM), situado en Tres Ríos, provincia de Cartago (centro), se aplicaron 35 vacunas a adultos mayores y trabajadores del lugar.

Las otras 20 vacunas aplicadas el 24 de diciembre correspondieron a trabajadores del Centro Especializado de Atención de Pacientes con Covid-19 (Ceaco) de diferentes perfiles profesionales como médicos, enfermeras, asistentes de pacientes, aseo, laboratorio y terapia respiratoria.

El Gobierno ha informado que esa jornada de vacunación se efectuó de manera simbólica y que este lunes se reanuda la campaña tras afinar asuntos logísticos durante los últimos días.

Las vacunas se seguirán aplicando a personas adultas mayores y a trabajadores de la salud, que son parte del primer grupo prioritario.

Las autoridades han informado que el proceso de vacunación será lento y que se prevé que se extenderá prácticamente por todo el año 2021.