El mandatario de Haití, Jovenel Moïse, de 53 años, fue asesinado durante la madrugada del miércoles luego de que hombres armados sin identificar asaltaran su residencia, en el barrio de Pelerin de Puerto Príncipe, según informó el primer ministro interino, Claude Joseph.

Su mujer y primera dama de la nación, Martine Moïse, resultó herida de bala durante el asalto y se encuentra hospitalizada, según el comunicado oficial. Las autoridades haitianas han pedido calma a la ciudadanía.

Moïse, en el cargo desde febrero de 2017, había denunciado amenazas a su Gobierno, en medio de la crisis política y social que vive la nación desde el pasado febrero, con masivas manifestaciones en contra del mandatario.

Después de dos aplazamientos, el próximo 26 de septiembre están convocadas nuevas elecciones presidenciales, legislativas y un polémico referendo para modificar la Constitución.

Haití está sumido en una grave crisis de seguridad, más de 150 personas fueron asesinadas y otras 200 secuestradas entre el 1 y el 30 de junio pasado en la zona metropolitana de Puerto Príncipe, según reveló este martes un informe del Centro de Análisis e Investigación en Derechos Humanos (CARDH).

 

Primera dama de Haití Martine Moise está recibiendo atención en un hospital de Puerto Príncipe

La información fue confirmada por el embajador de Haití en Santo Domingo, Smith Augustin, en una rueda de prensa para informar sobre la situación del país tras el magnicidio. Martine Moise resultó herida de bala en el atentado donde fue asesinado su esposo el Presidente de Haití Jovenel Moise.

Un portavoz de la Embajada haitiana en Santo Domingo dijo que se ha preparado un avión ambulancia en Puerto Príncipe para evacuar a la primera dama, para proseguir su tratamiento médico en el extranjero.