Tomado de www.laprensa.com.ni .- 25 policías han sido detenidos este año en Honduras acusados de integrar bandas criminales, en un país que registra el mayor índice de violencia de Latinoamérica y busca desesperadamente recursos para destinar a seguridad.

"En este año 2011, 25 policías han sido remitidos al ministerio Público por participar en actos reñidos con la ley, algunos de ellos por crimen organizado", dijo el portavoz del ministerio de Seguridad, comisario Juan López Róchez.

La semana anterior el agente Rodolfo Núñez fue capturado mientras una banda llevaba secuestrado en un vehículo a un profesor universitario que fue liberado en un operativo policial desplegado en la colonia Los Llanos, en el este de la capital.

Días antes, el agente Dany Amaya cayó en poder de sus propios compañeros que lo atraparon durante un tiroteo en el asalto a una farmacia en el bulevar Morazán, una transitada avenida de Tegucigalpa.