Pueblos indígenas pierden identidad?

Raúl Martínez

Son las tres de la tarde en san Salvador, en el Centro Monseñor Romero , ubicado en la Universidad Centroamericana UCA, se encuentra un hombre delgado cabello lacio negro se trata de Jesús Amadeo Martínez Consejero Mayor del Consejo Indígena de Centroamérica (CICA)…Asegura que los pueblos indígenas de la región se encuentran en el abandono y viven una situación de abuso de poder y criminalización.
Esa realidad no es ajena en Nicaragua, pese a que en 2007, el país votó a favor de la Declaración de las Naciones Unidas sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas. En 2010, ratificó el Convenio 169 de la OIT, un instrumento jurídico internacional que vela por los derechos de los pueblos indígenas y tribales.  
En Nicaragua según el censo 2005, existen alrededor de 450 mil personas pertenecientes a las distintas representaciones indígenas.
Es 12 de octubre, el cielo está nublado, como llamándolo con la mente la visita a los estudios de Radio Camoapa, no podía ser más propicia, se trata del historiador Andrés Mendoza Bravo quien mientras disfruta de un café habla de la necesidad de mejores  oportunidades para los pueblos indígenas. .
La falta de políticas públicas, la llamada globalización…y el desarrollo  contribuyen en la pérdida de identidad de los pueblos originarios, señala el historiador.
Hojas secas bolsas y plásticas son arrastradas por el viento de la mañana bastante fresca. En la oficinas de la asociación para el desarrollo municipal se encuentra Lucia Sequeira coordinadora del proyecto alianza quien cuestiona la pérdida de identidad de los pueblos originarios.
Es 12 de octubre bajo un candente sol el pueblo originario o casta Indígena de salinas al ritmo de chicheros recibe la imagen de San Francisco de Asís patrono de los Camoapa. La gente circula con mucho entusiasmo por un camino en mal estado, hoyos, piedras y charcos se observan en el lugar. Sobre una cuesta a paso rápido se acerca una mujer de piel morena, alta, delgada, de ojos negros brillantes, se trata de doña Josefa Bravo Amador  una artesana del barro.
Doña Josefa es originaria de Salinas, a los quince años comenzó a trabajar como alfarera del barro. Cuando habla de salinas se refiere con el termino de comunidad, no se identifica con el termino de casta indígena. La casta indígena ha perdido el nivel de organización señala doña Josefa.
En la capilla de Salinas, se encuentra don Mercedes Pérez, miembro sobreviviente del último comité de la casta indígena. Es un hombre de 70 años de edad, es de estatura media, delgado, sus manos callosas y piel marchita son la clara evidencia de los duro años de trabajo y que el tiempo no pasa en vano.
En salinas la gente sabe que son pueblo originario pero no se identifican con sus raíces, señala el máximo líder de la casta Indígena.
Don mercedes se muestra preocupado al observar como en la comunidad pierden sus tradiciones. Nuestra riqueza cultural se pierde menciona don Mercedes en tono desconsolador.
En su casa de habitación en una silla mecedora, una mujer delgada ojos café claros, cabello corto se trata de la profesora Virgensa sotelo una de esas mujeres que a través de sus ojos evidencia la emoción, el fervor al hablar de la identidad y cultura. Ser indígena debería ser un orgullo.

blog comments powered by Disqus