Entre 1200 y 3000 córdobas mensuales es la cantidad de dinero que el sector productivo deja percibir por cada pichinga de leche que vende a la industria láctea. Según la industria láctea los bajos precios de la leche se deben al incremento de la producción en esta época del año.
"Sí hay golpe de leche. Pero ese golpe de leche es mínimo. Aquí el principal problema no es el golpe de la leche, si no el monopolio que se ha venido formando en el país, señala el presidente de la cooperativa Masiguito Francisco Aragón.