"El gasto familiar en todas las zonas de Nicaragua se dispara al llegar la navidad. Se ha conseguido instaurar en las cabezas de los consumidores un principio: celebrar la navidad requiere ineludiblemente ir de compras. 
Desde la visión ambientalista pensamos que este principio debe ser sustituido por otros más responsables social y ambientalmente…todo el mundo tiene asumido que celebrar la navidad significa comprar, así que se decide salir de compras justo en el momento del año en el que son más caros la mayoría de los productos. La socióloga Irma Ortega considera que una vida sin consumismo es mucha más saludable para la vida…