844 convencionales propietarios de 1200 respaldaron a través de firmas, la ratificación de Miguel Rosales como nuevo presidente nacional del Partido Liberal Constitucionalista, como un mecanismo de renovación de las estructuras internas del PLC.

Rosales entregó a la presidenta honoraria María Haydee el documento firmado por los presidentes departamentales Y regionales quienes sostuvieron un encuentro para resolver de manera interna los problemas presentados ante el Consejo Supremo Electoral.

Arnoldo Alemán no es un directivo que hoy tenga una fuerte influencia en el PLC asegura Miguel Rosales.

En la Presidencia  del PLC Rosales, dice que “van por más institucionalidad, más democracia interna, más transparencia, mejor vinculación con la población nicaragüense.

Arnoldo Alemán ha sido un factor fuerte que influencio desde el inicio hasta el final la conducción de María  Haydee Osuna, y ella no pudo controlar eso. Hoy le decimos al doctor alemán,” Ya no más doctor, hoy vamos a institucionalizar este partido” refiere el político.

Alemán quedará relegado como un consejero o asesor, al que escucharan siempre y cuando sus planteamientos  coincida con la democracia, valores y principios rectores, lo que no se acerque, no lo permitimos,  asegura Rosales, “eso jamás estuvo en condición de decirlo María Haydee Osuna.”

Foto- PLC

 En un respaldo mayoritario Presidentes y Vicepresidentes departamentales y Regionales del Partido Liberal Constitucionalista solicitaron una reunión de urgencia a la presidente honoraria María Haydee Osuna para resolver el conflicto interno en esta institución política donde se reconoce a Miguel Rosales como Presidente Nacional del PLC.

Los liberales saben que la gente no confía en ellos, por los pactos que hicieron Alemán y Ortega. Miguel Anselmo Rosales dice estar claro de como sacar adelante el partido, afirma “no lo quisieron hacer, hoy si tenemos que hacerlo de manera obligatoria, no podemos renunciar a esta oportunidad histórica que tenemos en nuestras manos.”

Además asegura no tiene ningún vínculo de parentesco ni afinidad con Alemán, se ha ganado su puesto con perseverancia por su trayectoria y lealtad institucional a mío me cuesta el partido, desde la presidencia de la juventud fue escalando todas las posiciones.

 yo estudié en una universidad pública, mis padres no fueron empresarios, no nací en una cuna de oro, yo he trabajado y he demostrado lo que le liberalismo dice “Si una persona se esfuerza tiene todas las oportunidades de salir adelante.” Ese es mi caso, yo no necesito el dedo del doctor Alemán. El dedo de Alemán no me beneficia me perjudica, son otros los que han vivido del dedo toda la vida, afirma.